Con casi mil años de historia, los Olmecas destacan como una de las civilizaciones más emblemáticas de Mesoamérica. Por esta razón una población tan representativa no se podía quedar atrás en cuanto a vestimenta se refiere. Sus adornos y atuendos formaron parte importante de lo que personificaban como población.

Se tienen muy pocos datos con respecto a la vestimenta de la cultura Olmeca en general. Contrariamente se han podido determinar una serie de patrones, gracias a los símbolos que dejaron como legado. En sus dibujos, esculturas y templos se descubren, con el pasar del tiempo, aquellas características de sus trajes.

Desde los materiales y colores que usaban hasta la diferencia entre hombre y mujeres. Se han podido hacer diversos estudios que determina como fue la vida de una comunidad que avanzaba a lo largo de los años. A pesar de esto, todavía queda mucha información por descubrir con respecto a este tema.

Una de sus características era que la vestimenta distinguía los diferentes grupos sociales en los que era dividida la población. Por este motivo los sacerdotes y jefes tenían un mayor acceso a los materiales y adornos más finos. Esto los hacia fácil de reconocer por su rango, simplemente con observarlos.

Contenido

Colores de la vestimenta de la cultura Olmeca

Los colores se caracterizaban por la frescura que exponían. La idea era poder identificarse con los colores de la naturaleza que los rodeaba. A pesar de esto la variedad era bastante notoria en sus diseños ya que no caían en la monotonía. De hecho para los estratos sociales más importante era fundamental la originalidad de los matices.

Acompañando al color también están las formas con las que diseñaban sus vestimentas. Se ha comprobado que para ellos era de suma importancia la simetría, sobre todo en materia arquitectónica. Sumadamente, en sus ropajes, utilizaban este sentido para agregar distintas figuras geométricas, por las cuales se fueron caracterizando.

Materiales

Los materiales ligeros eran los que predominaban en la población Olmeca. Esto es debido a que los territorios que habitaban se distinguían por sus temperaturas altas. Por esta razón necesitaban de una mayor versatilidad en cuanto a materiales, para poder ejercer sus actividades cotidianas satisfactoriamente.

Los cultivos de algodón formaron parte de su comercio y a la vez de su vestimenta. Para los adornos utilizaban piedras preciosas como el oro y el jade, dándoles una mayor vistosidad. Finalmente también disponían del cuero para agregar detalles particulares a ciertas prendas emblemáticas.

Mujeres y hombres

La vestimenta, como se ha mencionado anteriormente, dependía mucho de la parte de la comunidad a la que pertenecían. Por este motivo los hombres de clase baja solo se tapaban con calzones sus partes íntimas. Para los sacerdotes y gobernantes se disponían capas, sandalias y cascos. También disponían de distintos adornos como aros, collares, pulseras y muñequeras.

Para las mujeres Olmeca la vestimenta era mucho más sencilla. Aquellas perteneciente a las clases sociales más bajas solo  usaban faldas ligeras y nada en la parte superior. Para la de mayor rango los vestidos eran mucho más elaborados, acompañados por tocados y sandalias. También eran característicos los adornos como aretes o collares hechos con piedras preciosas.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating / 5. Vote count:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!