El estudio de los símbolos, en cualquier civilización, relata los diferentes hechos culturales que la relacionan. Cada una de las imágenes, representadas por las poblaciones antiguas, cuentan una parte de su historia que continua viva hoy en día. La cultura Olmeca dejo una serie de emblemas como legados, cuyo estudio ha permitido desglosar sus diferentes tradiciones.

Los Olmecas se caracterizaron por ser los primeros  en comunicarse por medio de un sistema escrito. Por esta razón puede deducirse que para ellos los símbolos eran de vital importancia. Otra muestra de ello es su calendario, el cual no ha podido ser descifrado por completo hasta la fecha.

Cada uno de los signos y símbolos de la cultura Olmeca relatan la composición tan compleja que tenía dicha población. El hecho de que este sistema comunicacional haya perdurado con el tiempo es una muestra de lo avanzado que ellos estaban para su época. Su significado fue de gran magnitud, a tal punto que civilizaciones posteriores crearon su simbología basándose en las de ellos.

A través de dibujos, obras hechas en cerámica o esculturas lograron expresar cada uno de sus símbolos relevantes. La idea era compartir un mensaje compresible para el resto de la población, independientemente de su clase social. Igualmente procuraban la comunicación  con otras civilizaciones de sus alrededores, de esta manera marcaban su sentido de pertenencia.

Características de sus símbolos

La principal característica de los símbolos Olmecas es la importancia que los mismos le dan al aspecto religioso. Por este motivo se plasman diferentes conceptos relacionados con el mismo, como lo sobrenatural o el respeto a los sacerdotes. Hay que recordar que estos eran considerados los líderes de las comunidades, por su vínculo con los distintos dioses que seguían.

Era importante poder establecer la autoridad mediante a los símbolos que representaban. Por este motivo sus diferentes figuras contaban rasgos que expresaban la importancia de algunos elementos. Uno de los hallazgos más repetidos son los ojos, relacionados con los Dioses, demostrando nuevamente la importancia  de la religión.

Las máscaras también forman parte fundamental de su transmisión simbólica.  Esto es debido a que  los diferentes colores y accesorios destacan a la hora de comunicar un mensaje.

Finalmente las líneas y bandas también forman parte de los símbolos de la cultura Olmeca. Las mismas están mayormente relacionadas al universo, representando la adoración que tenían por el mismo. Igualmente también señalaban autoridad y el poder que tenían algunos individuos de su civilización.

El jaguar como símbolo de la cultura Olmeca

Una de las razones por las que se sabe que el Jaguar era el mayor representante de la cultura Olmeca es debido a los símbolos. Por medio de los mismos plasmaban la importancia que tenía este animal para ellos. El legado entorno a este ser se basa principalmente en que fue su Dios, el cual representaba diferentes aspectos fundamentales como la fertilidad.

Los jefes de la  población, el agua o la lluvia, la cacería, entre otros; eran representados por medio de símbolos de jaguares. Los grandes colmillos, cejas y su característica piel manchada, todo señalaba la grandeza de este animal. Todo se combinaba con elementos característicos humanos para señalar la grandeza y conexión de algunos habitantes en la población.