Considerada como la primera civilización de México y Guatemala, los Olmecas pertenecen a la cultura prehispánica. Esta población tuvo su auge durante el periodo mesoamericano entre los años 1.500 a.C. y 400 d.C. La cultura más conocida de los olmecas es la artística, la cual se ha representado por medio de unas cabezas de grandes dimensiones, denominadas como cabezas olmecas.

En relación a sus creencias y los cultos religiosos que acostumbraban a hacer, se encuentran aquellos mezclados con los sacerdotes, gobernadores y los chamanes. Una de las principales figuras entre su organización religiosa fueron los gobernadores, debido a que pensaban tenía una vinculación directa con los dioses o los seres supernaturales.

dioses olmecas en culturaolmeca.pro

En el siguiente artículo vamos a hablar en detalle sobre los diversos dioses olmecas, rasgos muy particulares de esta población mesoamericana.

¿Cuáles son los dioses olmecas?

La singularidad de las creencias de los olmecas fue la fuerte certeza de que el hombre y el animal tenían la posibilidad de cambiar sus propias condiciones, es decir, de animal a hombre y viceversa, así como también una combinación entre ambos, mitad animal y mitad hombre.

Entre los dioses olmecas estaban aquellos que representaban monstruos de grandes dimensiones que incluían aves, tiburones, serpientes, insectos y cocodrilos, así mismo la combinación entre animales, considerados como antecesores de los gobernantes a quienes les otorgaron sus poderes. Estos dioses representaban los diversos elementos naturales, tales como el dios del sol, del agua, del fuego, del maíz, de la fertilidad o de los volcanes.

Uno de los dioses olmecas más importantes fue el Jaguar, considerado como el dios de la selva y la lluvia símbolo de la vida hostil en ese ambiente; dando como origen a hombres-jaguar, figuras míticas de los olmecas resultado de la unión entre una humana y un dios jaguar.

Otra de sus adoraciones fue el dios de la cosecha, una figura más joven considerada más como un héroe quien dio como ofrenda su propia vida para que nunca les faltara alimento a los olmecas, además, es un representante de la fertilidad según sus creencias.

Principales Dioses olmecas

El Jaguar

dios olmeca jaguar en culturaolmeca.pro

Esta fue considerada como una de las principales figuras en la mitología de los olmecas, es el dios principal para esta cultura, el jaguar. Conocido en su lengua cono “Nahual”, fue relacionado de una forma tan cercana que muchos creían que al morir el animal el hombre también dejaría de existir.

Entonces, para la cultura olmeca el jaguar era considerado como el chamán en el reino animal. El dios jaguar era la representación de la fertilidad y la lluvia, uno de los animales más poderosos y temido. Los olmecas ejecutaban sacrificios de sangre en honor al dios jaguar.

Dios Dragón

dios olmeca dragon en culturaolmeca.pro

En la mitología olmeca, el dios dragón también se le denominaba como el monstruo de la tierra, con sus cejas de fuego y nariz grande con una lengua bífida, sus ojos huecos en forma de una letra L. De igual manera, tenía grandes colmillos sobresalientes que se representaban como una “u” pero de cabeza. Asimismo, es una de las deidades con más representaciones en esta cultura olmeca.

Dios del Maíz

dios olmeca maiz en culturaolmeca.pro

Este fue el alimento que protagonizó el papel más importante en el desarrollo y evolución tanto social como cultural en la cultura mesoamericana, el maíz. En el idioma del olmeca maíz significa “nuevo surgimiento”, además era un aliado de relevancia para la humanidad.

Según la mitología olmeca, el dios del maíz fue hijo del sol, quien siempre estuvo en la búsqueda  de la inmortalidad para los seres humanos. Su figura representa una efigie de forma ovalada y larga, parecida a una mazorca de maíz, con el rostro en el centro de la misma.

Espíritu de la lluvia

dios olmeca espiritu de la lluvia en culturaolmeca.pro

Es bien conocido que, la lluvia es una representación muy habitual en la mitología de los mesoamericanos. Por lo general, está identificado con el sexo masculino, sin embargo algunas veces se le acompaña con su cónyuge para el control de las precipitaciones como una pareja.

Para la mitología olmeca, el espíritu de la lluvia se representaba con la figura de una persona de pequeña estatura, como un niño o enano. No obstante, en algunos manuscritos se representa como una deidad muy poderosa con un gran ejército y él su comandante.

Hombre-Jaguar

dios olmeca hombre-jaguar en culturaolmeca.pro

Esta divinidad, el hombre-jaguar, se consideraba tanto como un dios como un motivo de los olmecas, esta figura en particular aparece en diversas representaciones gráficas. Aparece en gran cantidad de restos de tipo arqueológicos. Inclusive, según algunas de las interpretaciones de los manuscritos antiguos el origen del hombre-jaguar se debe a la relación sexual de una mujer y un jaguar.

Serpiente emplumada

dios olmeca serpiente emplumada en culturaolmeca.pro

Considerada como un icono en la mayoría de las culturas mesoamericanas. La representación más remota y antigua es con la cultura olmeca, la serpiente emplumada. Según los restos arqueológicos encontrados en algunas zonas mexicanas, la representan con la figura de una serpiente cascabel con su cresta y unas plumas por todo su cuerpo. La ubicaban muy cercana a los seres humanos.

Monstruo Tiburón

dios olmeca monstruo tiburon en culturaolmeca.pro

Este es uno de los pocos símbolos marinos de la mitología olmeca, pero es de gran relevancia con un poco de incomprensión. Según los estudios, aseguran que este monstruo tiburón fue trascendental en el mito de la creación en la cultura olmeca.

Dios Bandido

dios olmeca ladron-bandido en culturaolmeca.pro

Considerada como una de las deidades más enigmáticas en la cultura olmeca, el dios bandido debe su nombre a la banda angosta que le recorre por un lado del rostro, a partir de un ojo rasgado.

Hombre de la cosecha

dios olmeca hombre cosecha en culturaolmeca.pro

Según la mitología de los olmecas, el hombre de la cosecha se considera como un dios debido a que, un hombre normal sacrificó su propia vida para el pueblo produjera alimentos para su supervivencia. De igual manera, representa la fertilidad en esta cultura mesoamericana.

En términos generales, los dioses olmecas forman parte de una amplia variedad de deidades, los cuales se adoraban con diversos fines, tales como curaciones, poderes para el bien e inclusive para actos o rituales malignos. Para los olmecas, la religión formó parte muy esencial en su cultura, quienes profesaban que cada uno de los hombres tenía su propio espíritu animal.