Una parte significativa de cualquier población en el mundo es su sustento. Las comidas relatan sobre calidad de vida de los habitantes, junto a las diferentes tradiciones que tienen o tenían. Por ello estudiar la alimentación de la cultura Olmeca ha servido para determinar los ingredientes que formaban su cotidianidad. 

La dieta de las civilizaciones antiguas estas sumamente relacionada a los lugares que habitaron. Los Olmecas fueron nativos de lo que actualmente se conoce como el Golfo de México, específicamente los Estados de Tabasco Y Veracruz. Los territorios de la época del 1200 antes cristo fueron titulados San Lorenzo, La venta y Tres Zapotes.

Estos territorios disponían de diferentes rubros que ellos utilizaban para alimentarse. Los mismos estaban relacionados al clima cálido de estas tierras. También dependían en gran medida de sus sistemas de riego, sobre todo porque estaban rodeados de grande cantidades de agua. Este último aspecto no era del todo positivo ya que, en ocasiones, se enfrentaban a inundaciones. Las mimas podían llegar a dañar por completo sus cosechas, arruinando el comercio y comidas propias.

Principales alimentos de la cultura Olmeca

La variedad del clima y la disposición de las aguas les permitían a los Olmecas tener una dieta bastante variada. En la mayoría de los estudios, relacionados con su alimentación, se ha determinado que su principal fuente fue el maíz. Esto se debe nuevamente a los sistemas de riesgo que les permitían tener cosechas exitosas en varios momentos del año.

Esta información ha sido objetada recientemente, agregando que disponían de mayor variedad. Esto hace que el maíz pase a ser un agregado en su dieta, sobre todo en lo que se refiere a ritos ceremoniales. A pesar de esto podían variar en cuanto a su preparación, haciendo platillos como tamales y tortillas, avanzados para su época.

Otros elementos fundamentales de la alimentación de la cultura Olmeca fueron los granos. Los frijoles representaron una base para la conservación de su especie, debido a que eran fáciles de recolectar y guardar. De esta forma podían disponer de los mismos en grandes periodos de tiempo.

Otros productos vegetales que deben ser mencionados son las calabazas, Chiles y los tubérculos como la yuca o el camote.  Al observar esta variedad, tan solo en el aspecto vegetal, se pude deducir que su dieta fue realmente variada. Otra conclusión a la que se llega con facilidad era el esfuerzo por conseguir cada uno de estos rubros. Además de las habilidades en la agricultura que los Olmecas poseían.

Caza y pesca

Además de los productos extraídos de la tierra, también se le suman los de origen animal. Al contrario de lo que se cree, la cultura Olmeca tiene excelentes representantes en la cacería y la pesca. Los mismos aprovechaban los diferentes tipos de animales que la selva les proporcionaba para completar su alimentación.

Algunas de las especies que formaban parte de su alimentación eran las aves como los pavos. También consumían animales como los venados, monos, iguanas y algunos roedores.

En cuanto al aspecto marino sus favoritas fueron las tortugas, pero los Olmecas también incluían ostiones y mariscos. Igualmente. Al estar tan cerca de diferentes reservas acuáticas, podían disponer de distintas especies de pecados. Por lo que su dieta en cuando a variedad es bastante reconocida actualmente.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating / 5. Vote count:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!