La cultura Olmeca sirvió de ejemplo para el resto de la cultura en lo que a economía se refiere. Fueron pioneros en la forma de comercializar sus productos e inclusos sus servicios. Los mismos aprovechaban todos sus recursos para que su población pudiera sobrevivir con el paso del tiempo. Mas adelantes otras civilizaciones tomaron esos modelos mercantiles y los modificaron para su propio subsistir.

Nadie puede decir que la desaparición de los Olmecas fue debido a una mala administración de sus recursos. De hecho sus modelos económicos eran bastante avanzados para la época y la situación en la que estos habitaban. Todo esto, sumado a su organización política y social, hacían que la población trabajara en conjunto para su subsistir.

 

Contenido

Actividades económicas de la cultura Olmeca

Habían principalmente 3 actividades econímicas que hiceron que la cultura Olmeca se adelantara en su tiempo, o eso es lo que nos han dejado entender después de tanto tiempo.

Agricultura

La primera y más importante actividad económica que hay que mencionar es la agricultura. Por medio de la misma era que obtenían sus productos o materiales para su alimentación y comercio. Los Olmecas supieron aprovechar los terrenos en donde se establecían y las capacidades hidrológicas de las que disponían.

Uno de sus principales productos agrícolas fue el Maíz, el cual es un gran legado que perdura en la actualidad. Otras fuentes de sustento alimentario eran el aguacate, los frijoles, la batata, el cacao, las auyamas y el chili. Cada uno de estos ingredientes servía para mantener a su población e igualmente para el intercambio con otras civilizaciones.

Todo su trabajo de las tierras era posible debido a sus novedosos sistemas de riego. Por medio de estos podían asegurar el paso de las aguas que los rodeaban por cada uno de los trayectos que establecieran. Igualmente evitaban inundaciones las cuales, en principio, les traían innumerables problemas en los cultivos.

Pesca y caza

A pesar de que su actividad principal de subsistencia era la agricultura, la caza y la pesca no se quedaban atrás. Los Olmecas aprendieron a desarrollar distintas vías para poder alimentarse o comerciar con algunos animales. Las carnes de las aves o del venado eran de sus presas favoritas.

Igualmente supieron aprovechar nuevamente el paso de los distintas aguas a su alrededor. Por esta razón lograban aprovechar los productos obtenidos por distintos tipos de peces. Los mariscos también formaron parte de su dieta y como objetos de intercambio.

Comercio

El sistema comercial de los Olmecas fue creciendo con el paso del tiempo. Esta civilización supo cómo aprovechar cada uno de sus recursos naturales para fundar una economía estable. Una de sus primeros innovaciones fue la de usar rutas para el intercambio a gran escala. De esta forma recorrían diferentes terrenos, por medio de vías fluviales, en donde obtenían nuevos materiales y mercadeaban más fácilmente.

Es gracias a esto que surgió el comercio de diferentes productos, además de los agrícolas, caza o pesca. Se incluyeron materiales como el hule (por el cual son muy conocidos), objetos artesanales, hilados y también cerámicas. Las piedras semipreciosas también comenzaron a formar parte de economía, junto con objetos exóticos y ornamentos ceremoniales. Todo lo anterior era llevado a tierras adyacentes para intercambiar con otras culturas y obtener mayores recursos para sí mismos.

Por ello se destaca nuevamente la actividad económica de la cultura Olmeca y su capacidad de aprovechar sus recursos para el crecimiento de su economía. Al crecer en este aspecto se desarrollaban igualmente como población, revalorizando sus actividades características como ceremonias o rituales.